Ai Chi, una técnica novedosa en el agua

La técnica de Ai Chi, es conocido como el Tai Chi en el agua. Fue creado por Jun Konno hace 23 años. Fue diseñado como una preparación individual para trabajar con la técnica Watsu, es otras de las terapias existentes en el agua donde el terapeuta te guía en los movimientos para una completa relajación.

El Ai Chi se basa en los estiramientos de meridianos; cada meridiano se conecta con uno de donde recibe energía y con otro, al que se la trasmite, formando un sistema energético de la misma forma que nuestros sistemas sanguíneo, linfático y nervioso.

Son 20 los movimientos que conforman esta terapia, uniendo la postura, la respiración y la relajación con intensidad baja. El movimiento y la respiración están sincronizados y el número de repeticiones está ligado con el tejido conectivo. La mecánica de la pelvis y el alineamiento corporal son importantes para un correcto movimiento en el agua.

La profundidad de la piscina es importante ya que el agua debe cubrir hasta los hombros, con unos grados de flexión de rodilla, manteniendo una postura cómoda, al igual que la temperatura debe estar a 30-35ºC.

Los 20 movimientos se dividen en 4 fases, donde empezamos de las posturas más sencillas, con una base de apoyo simétrica y amplia con un punto visual fijo, hasta conseguir  el movimiento completo de nuestro cuerpo con movimientos laterales, pasos cruzados y pivotes sin un punto de fijación visual.

Este Ai Chi también se utiliza con un enfoque terapéutico llamado Ai Chi clínico, donde elegimos las posturas más convenientes para trabajar con el paciente, como por ejemplo el equilibrio, la inestabilidad, la resistencia respiratoria o la relajación entro otros.

Beneficios que aporta el Ai Chi:

  • Mejora del equilibrio
  • Mayor coordinación corporal en conjunto con brazos y piernas
  • Aumento del rango articular
  • Disminución de la tensión muscular por los movimientos lentos
  • Mejora de la respiración
  • Efectos tropotróficos (sistema parasimpático)
  • Relajación de la mente