Disfruta de la nieve en primavera con nuestros consejos

La temporada de esquí esta a punto de finalizar y queremos daros unos pequeños consejos para que todo acabe felizmente. Estos días nos vamos a encontrar con “nieve primavera” y las condiciones de esta nieve hace que sea bastante peligrosa, en este artículo os explicamos como prevenir posibles accidentes. 

En primavera, durante las primeras horas del día la nieve suele estar dura por el hielo de la noche, conforme pasan las horas se va trasformando. La mejor hora para esquiar es a mitad de mañana, es cuando podemos disfrutar de ella con un menor riesgo. Al final del día,  por el propio calor primaveral se va deshaciendo y debemos de tener mucho cuidado, ya que aparece el riesgo de que nuestros esquís se claven y podamos sufrir una lesión. Debemos extremar las precauciones y ante la duda dejarlo para otro día o para la próxima temporada.

Si sumamos a la mala calidad de la nieve nuestro agotamiento físico,  nuestro riesgo de lesión aumenta. Probablemente estemos más cansado porque este tipo de nieve nos exige más desgaste físico y nuestros músculos estarán agotados y no podrán proteger nuestras articulaciones, sobre todo nuestras rodillas.

En el esquí alpino nuestras botas nos sujetan la articulación del tobillo por eso es tan difícil tener problemas en dicha articulación pero a su vez hace que la rodilla al ser la articulación superior, esté más expuesta. Todos conocemos a alguien que se ha lesionado el ligamento cruzado anterior y esto probablemente nos haga pasar por el quirófano y estar en fisioterapia durante unos cuantos meses.

Como todos queremos pasarlo bien y disfrutar de la montaña  recomendamos preparar nuestros músculos y nuestras articulaciones para estos últimos días de la temporada.  

Iremos al gimnasio para ejercitar la musculatura de la pierna: cuadriceps,  isquiotibiales, gemelos, soleos, etc .

También deberemos de trabajar el equilibrio sobre plataformas inestables, esto hará que unas terminaciones nerviosas que tenemos dentro de la articulación (mecanoreceptores) estén preparadas para dar un aviso a nuestros músculos, y a la vez nos protegerán.

Los esquiadores habituales,  a estas alturas del año,  deberán de tener la musculatura y la propiocepción en buenas condiciones pero si no sois habituales en las pistas os recomendamos poner en práctica nuestros consejos.

Si vais a un gimnasio preguntarle a vuestro monitor por los diferentes ejercicios y si no es el caso, consultarnos y os podremos enseñar algunos ejercicios para realizar en vuestro domicilio.

¡Disfrutar de los últimos días de nieve!