Hipopresivos, tonicidad y fortalecimiento muscular

La flacidez abdominal y la debilidad de la musculatura del suelo pélvico está presente en nuestra sociedad, ya que la podemos encontrar en múltiples problemas que, lo creamos o no, están relacionados:

  • Problemas del aparato genitourinario: sobre todo referido a las mujeres y tras uno o varios partos, refiriéndonos a incontinencia urinaria, prolapsos…
  • Problemas de espalda: como pueden ser las lumbalgias y las rectificaciones de la columna lumbar, son uno de los signos de la debilidad abdominal.
  • Problemas de índole estético: barriga hinchada, flacidez abdominal.

 

hipopresivo

Imagen: mundoentrenamiento.com

 

Por medio de los ejercicios hipopresivos se produce una reprogramación de la musculatura de la faja abdominal y del suelo pélvico.

El principio básico de estos ejercicios es buscar una técnica de fortalecimiento muscular que sea beneficiosa para la faja abdominal y que a la vez no produzca efectos negativos sobre el suelo pélvico.

Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de hipopresivos, y cómo se consigue el principio anteriormente expuesto?. La respuesta es simple, el método se caracteriza por englobar ejercicios posturales sistémicos que buscan la disminución de la presión intrabdominal, lo que supone una disminución de presión en tres cavidades: la abdominal, torácica y perineal. Además se determinan ejercicios posturales y respiratorios siguiendo un ritmo particular.

Este tipo de ejercicios se realizan en actividades físicas como el Pilates, ya que es uno de los pilares de este deporte, y como tratamiento para los problemas relacionados con lo dicho anteriormente. Pero no solo debemos realizarlos como tratamiento, sino que siempre es una buena decisión comenzar con esta práctica para mantenernos en forma y sentirnos saludables. ¡Más vale prevenir que curar!